Sexualidad

Mujeres multi orgásmicas

Mujer feliz multiorgásmica

El orgasmo es la fase del ciclo sexual en el que la energía acumulada durante la excitación llega a la máxima rigidez, relaja y recorre todo el organismo. 

Paradójicamente, aunque sea un momento de tensión, para que ocurra una de las condiciones necesarias es la profunda relajación. Es como si el agua de un río fuera acumulándose frente a las puertas de un dique y en un momento determinado, se abrieran las puertas.

No es una obligación, es una posibilidad

Aunque coincidamos en muchas experiencias, todos los seres humanos somos únicos; por ende, nuestras capacidades son posibilidades y no obligaciones. Así, a algunas mujeres les resulta más fácil abrirse a su compañero y a las sensaciones, mientras que otras necesitan liberar creencias y bloqueos físicos o emocionales que dificulten el clímax. 
Como dijimos, el orgasmo se produce cuando el canal del flujo de la energía está libre y despejado. Las mujeres capaces de la multiorgasmia tienen sus canales más abiertos y sin bloqueos. Y disfrutan mucho del sexo.

Permitir el flujo de la energía: condición para el orgasmo en la mujer

La capacidad de entrega en los varones y la apertura a recibir caricias y al fluir de la energía en el cuerpo, las emociones y la mente en las mujeres, son algunas de las condiciones para la sensación orgásmica.
En verdad, la apertura de la mujer y la disposición de entrega generosa del hombre son dos condiciones necesarias para el orgasmo de ambos.

Creas lo que crees

Uno de los temas fundamentales que las mujeres necesitan trabajar para abrirse a toda su capacidad orgásmica es la disposición física, emocional y mental ante el sexo. “Tanto si crees que puedes como si crees que no puedes, estarás en lo cierto”. Cuando hay dificultades para la apertura, las causas pueden ser físicas (enfermedad, desequilibrio hormonal o efecto de medicamentos), emocionales (defensa frente al acercamiento de otros) o mentales (creencias negativas y limitantes respecto al merecimiento de disfrute u otras distracciones). 

En ocasiones, la causa está en la relación y las dos personas no logran comunicarse. Es importante detectar dónde está el origen del bloqueo para disolverlo y abrirse plenamente a la circulación de la energía sexual.

Sobre la autora
Lic. Verónica Kenigstein
Facilitadora de procesos de liberación y transformación. Especializada en Sexualidad y Vínculos conscientes. Directora de Senderos del placer, Creadora de la escuela vincular Campo de conciencia y autora del libro Sexos Encontrados, Cómo mejorar tu vida amorosa.
www.senderosdelplacer.com.ar 
www.campodeconciencia.com

About the Author

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *