Vida sana

Rotavirus

rotavirus diarrea niños bebes salud

Llamado “rotavirus”, es la principal causa de diarrea en el mundo, y afecta principalmente a los bebés de entre 6 y 9 meses, y hasta los 5 años de vida. Es altamente contagioso y muy frecuente en esta época del año. Cuando ataca a los más pequeños, el riesgo más grave es la deshidratación, sobre todo si se trata de lactantes que no están recibiendo leche materna. Sus síntomas son similares a los de una gastroenteritis, ya que produce vómitos, dolor abdominal, fiebre y diarrea. El Ministerio de Salud de la Nación advierte que “el rotavirus puede sobrevivir durante varias horas en las manos, y durante días en superficies sólidas como mesadas, pasamanos, utensilios, etc.”

La forma principal de contagio es de persona a persona, pero también puede transmitirse a través del consumo de agua o alimentos contaminados con el virus, o por contacto con superficies como pañales, juguetes, mantitas o ropa de cama, donde el virus esté presente.

Por otro lado, si un niño tiene diarrea y/o vómitos (cuadro de gastroenteritis), para evitar la deshidratación se recomienda ofrecerle agua en forma frecuente si es más grande, y en el caso de ser lactante, aumentar la frecuencia de la mamada. Finalmente, una recomendación del Ministerio de Salud de la Nación es que si un niño tiene diarrea no se lo lleve a la guardería o jardín maternal, para evitar posibles contagios.

Por esto, la manera de prevenirlo es:
– Los adultos deben lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón, en especial luego entrar en contacto con la materia fecal (por ejemplo, después de cambiar pañales o ir al baño), y siempre antes de comer.
– Hay que consumir agua potable. “Si no hay seguridad de que el agua sea potable, es preciso hervirla o potabilizarla con dos gotas de lavandina por cada litro de agua”, señala el organismo oficial.
– Se deben lavar bien las verduras, y mantener limpia la mesada y los elementos de uso en la cocina.
– Si aparece un cuadro de diarrea, con o sin fiebre, sobre todo en niños de dos años o menos, hay que consultar inmediatamente al médico.

Sobre la autora
Dra. Alejandra Sánchez Cabezas
Directora de Proyecto Surcos
www.proyectosurcos.org

About the Author

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *